Ashleigh Barty, la primera campeona local del Abierto de Australia.

FOTO: Tiempo de Tenis

Ashleigh Barty ha firmado el torneo perfecto y se convierte en profeta en su propia tierra, tras vencer a la estadounidense, Daniell Collins, por 6-3 y 7-6(2). Barty, que cambió el tenis por el cricket en 2014, es la primera mujer australiana en ganar en casa desde Chris O’Neill en 1978, es decir, 44 años después.

En su camino a la victoria Barty se enfrentó en primera ronda a Lesia Tsurenko y la despachó con un contundente 6-0 y 6-1. En segunda ronda le tocó la italiana Lucia Bronzetti, a quien derrotó por 6-1 y 6. La tercera ronda fue ante otra italiana, Camila Giorgi, a la cual venció por 6-2 y 6-3.

El partido de octavos de final fue, de alguna manera, el más duro: la estadounidense Anisimova le arrebató siete games, sin embargo, la australiana pudo derrotarla por 6-4 y 6-3. En los cuartos de final se dieron resultados similares a los de las primeras rondas y aplastó a Jessica Pegula, por 6-2 y 6-0. Ya en la semifinal, se enfrentó a otra norteamericana, Madison Keys, a quien pulverizó con un aplastante 6-1 y 6-3. En todo el torneo, la australiana cedió solo 30 games y no perdió sets.

Ashleigh Barty es la séptima tenista de la Era Abierta en ganar Grand Slam en tres superficies distintas: ladrillo, cemento y césped; junto a Chris Evert, Hana Mandlikova, Martina Navratilova, Steffi Graf, Serena Williams y Maria Sharapova.

A sus 25 años, el siguiente reto de la campeona es completar el Grand Slam, algo que sólo han logrado solo 10 jugadoras. Para ello necesita ganar el US Open, que es el único de los cuatro grandes torneos que aún no figura dentro de sus victorias.

Articulos Relacionados

Comentarios

Compartelo

Ultimas Publicaciones