De ordeñar vacas a ganarle al anfitrión del Mundial, la historia de Enner Valencia

Enner Valencia fue la gran figura del debut de la Selección Ecuatoriana de Fútbol contra Qatar. El delantero de 33 años es un ejemplo de superación.

El camino para ser futbolista profesional es uno de las más competitivos y difíciles de llegar, sin embargo cuando el talento y dedicación van de la mano, hasta en los casos más complicados, esos sueños se cumplen. El caso de Enner Valencia, quien hoy volvió a ser el delantero que la Tri necesitaba para el Mundial, es para recordar todos los esfuerzos que hacen los deportistas, y sobre todo recordar que son seres humanos, que también han pasado por situaciones difíciles hasta de estar donde están.

Otras noticias:

No es solo Rondelli, Emelec roba una figura de Católica

Los rescatables del 2021, Zubeldía sueña con estos dos cracks para el 2023

«Superman» Valencia, como lo apodaron en el Mundial de Brasil 2014, por su gran capacidad de saltar y mantenerse en los aires, nació el 4 de noviembre de 1989 en San Lorenzo, Esmeraldas, pero sus oportunidades en el deporte surgieron en la provincia de Sucumbíos. En el 2008, cuando Enner tenía 19 años llegó su primer gran pasó en el fútbol, Emelec compraba su pase y entrenó con el equipo de primera división, aunque debutaría en 2010 con Emelec.

Enner con su trofeo de Jugador del Partido.

Con los azules, debutó con Jorge Sampaoli, contra el entonces Independiente José Terán (posteriormente IDV). De ahí, su ascenso fue meteórico: quedó campeón con Emelec en 2013 y ese mismo año fue goleador de la Copa Sudamericana. Tuvo su primera experiencia en el extranjero cuando fichó por Pachuca para luego dar el gran salto al futbol europeo. El West Ham decidió comprarlo después de su gran Mundial en Brasil. En Inglaterra, tuvo otro equipo, el Everton. En 2017, regresó a México, esta vez a Tigres. Ahí volvería a encontrar su nivel y desde Europa mostró su interés. El Fenerbahçe apostó por él en 2020, y se ha convertido en los jugadores más regulares en Turquía.

Sin embargo, esa es la historia futbolística. Pocos saben fue cómo era la situación de Valencia ante de llegar a ser un jugador profesional. La situación de Enner no era la mejor, y es que para poder mantener a su familia, el ahora capitán de La Tri, tuvo que ordeñar las vacas que había su padre tenía en la hacienda que trabajaba. Incluso, tenía que salir a vender esa leche para sobrevivir. Sus inicios, como en la mayoría de futbolistas ecuatorianos, fue jugar con zapatos de lona y jugaba en canchas de tierra, quizás la mejor cuna para las grandes estrellas.

Enner Valencia convirtió el primer gol del Mundial.

Fortuna en Turquía

Ahora, Enner gana una fortuna en el Fenerbahçe. Según el diario The Sun, Valencia gana aproximadamente 1.7 millones de euros al año. En el equipo turco, es uno de los goleadores del equipo y uno de los jugadores más querido por la afición. En la Selección, Enner ha tenido altibajos. Si bien es el máximo goleador en la historia de Ecuador, una serie de rachas negativas hacían dudar sobre su titularidad, sin embargo, si hay un torneo en el cual Enner se siente cómodo es en la Copa del Mundo. Enner se convirtió en el ecuatoriano con más goles en los Mundiales, superando los 3 de Agustín Delgado. De esta forma, Enner calló la boca de todos los que dudaban de él.

Articulos Relacionados

Comentarios

Compartelo

Ultimas Publicaciones