¡El Ballet Azul se paseó en Ponciano!

El Estadio Rodrigo Paz Delgado, fue testigo del mejor partido válido por la fecha 20 del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol, donde albos y millonarios protagonizaron un espectáculo que trajo ilusión a la hinchada blanca, sin embargo, terminó siendo un espejismo ya que el marcador, los tres puntos y la algarabía de su gente se la llevaron los eléctricos.
En medio de problemas dirigenciales, indisciplinas y un sinfín de lesiones, los dirigidos por Pablo Repetto (D.T LDU) saltaron al gramado con un 4-2-3-1. Jonathan Betancourt, el 9 improvisado tuvo protagonismo al minuto 8” del primer tiempo, cuando en un pase filtrado sorprende al portero y marca la primera. Dos minutos después (10”) en los pies de Johan Julio nace un centro al corazón del área, sin fortuna Christian Ramos la empuja con pierna derecha y firma la segunda en propia puerta.
Casa Blanca era una fiesta, el “yo te daré” retumbaba el reducto, Liga ya ganaba y los suyos festejaban. No obstante los dirigidos por Alfredo Arias (DT CSE) que saltaron a la cancha con un 4-2-3-1, habían caído en un letargo pero tuvieron fundamentos para levantarse. Rápidamente a los 28” minutos de la primera etapa, Bryan Angulo se despachó con un derechazo dejando inmóvil al portero Viteri y así poner el descuento. Seis minutos después (35”) como nos tiene acostumbrado el legendario Jorge Guagua, en medio de dos adversarios, se elevó y un frentazo escribió el empate que generaba euforia en los hinchas azules.
Para los segundos 45” minutos, el Tricampeón del Ecuador salió a demoler a una Liga que seguía dormida en los laureles y vio caer su pórtico en dos ocasiones. Al minuto 57”Ayrton Preciado, daba la vuelta el marcador firmando la tercera con un soberbio cabezazo. Dos minutos bastaron para aumentar la cifra,  Holger Matamoros levantó a la sur alta en una palomita extraordinaria al minuto 59”. Emelec acariciaba la final del torneo, ante los 8.000 hinchas albos que indignados gritaban “Que se vayan todos, que no quede ni uno solo”
De esta manera el Rey de Copas fabricó su cuarta derrota, ubicándose en el 7mo casillero con 29 pts. a la espera de su próximo rival, el viernes 1 de diciembre del 2017 frente al Dep. Cuenca, donde querrán apostar a un milagro para asegurar el octavo puesto y luchar por el cupo a Copa Sudamericana. Por su parte el Bombillo, rompió una sequía desde el año 2013 que lo deja como único puntero con 42 pts. Aguardando su partido frente a Guayaquil City, el domingo 3 de diciembre del presente año en el mítico Capwell, para llegar a una vez más a Quito con 5 puntos de diferencia y medirse a El Nacional, ya siendo el flamante finalista del campeonato.

 

 

Articulos Relacionados

Comentarios

Compartelo

Ultimas Publicaciones