EL ÍDOLO HABRÍA COMPRADO AL ÁRBITRO Y JUGADORES RIVALES PARA NO DESCENDER

Para no descender a la Serie B en el 2000, Barcelona SC habría pagado 10 000 dólares al árbitro y 5 000 a los futbolistas de Macará, rival al que debía ganar para salvarse.

El ex futbolista Daniel Garrido denunció públicamente que Barcelona SC “amañó” el partido ante Macará de Ambato, cuestión que permitió mantener la categoría a los amarillos en el ya lejano año 2000.

El 5 de noviembre del 2000, Macará recibió la visita de Barcelona; si los canarios no alcanzaban una victoria bajaban de categoría. Al final, el torero se llevó la victoria con un único gol anotado en medio de una polémica. Nicolás Asencio bajó la pelota con la mano para después habilitar al “Chino” Gómez. En ese torneo, Liga de Quito descendió a la Serie B.

Garrido, en entrevista con el canal de YouTube Hablando las Plenas, contó que le habrían dado USD 10 000 al árbitro para que favorezca a BSC y a los futbolistas celestes les habrían ofrecido USD 5000.

Finalmente, el mismo Daniel terminaría jugando para Barcelona entre el 2002 y el 2004. En el cuadro canario también se destacó, ganándose el aprecio de los hinchas. Ahora, se duda que lo recuerden de buena manera.

 

Articulos Relacionados

Comentarios

Compartelo

Ultimas Publicaciones