La Copa América en plena pandemia 2021 

El pleno de la Corte Suprema de Brasil inició un juicio de varios recursos que piden la suspensión de la Copa América a causa de la pandemia de coronavirus, con tres votos magistrados favorables a la realización del torneo en Brasil.

Los once jueces del Supremo tenían que  emitir su voto en una sesión virtual extraordinaria en la que definieron el futuro de la Copa América, que acogió Brasil a última hora después de que Argentina y Colombia, sean sedes iniciales y por lo tanto desistieran, por la crisis sanitaria que está viviendo toda Latinoamérica y el mundo. Los recursos demandan que, por motivos sanitarios, se suspenda la realización del certamen en el país, que acumula más de 17,1 millones de casos de COVID-19 y casi 480.000 muertes asociadas a la enfermedad.

Los magistrados Carmen Lucia Antunes y Marco Aurelio Mello rechazaron sendos recursos presentados por el Partido Socialista Brasileño (PSB) y la Confederación Nacional de Trabajadores Metalúrgicos. EL PSB argumenta que Brasil «atraviesa la fase más aguda de la pandemia» y que albergar la Copa América «representa una absoluta temeridad y negligencia de las autoridades federales para con la salud pública».

Por otro lado, el juez Ricardo Lewandowski, instructor de otra acción del Partido de los Trabajadores, optó también por permitir la celebración del evento con la condición de que el Gobierno presente de manera urgente un plan de seguridad para evitar la propagación del coronavirus durante el torneo. Desde que la Conmebol, máxima autoridad del fútbol sudamericano, anunció el pasado 31 de mayo a Brasil como nueva y única sede de la Copa América de 2021, se han sucedido las críticas en el país, especialmente desde sectores políticos y sanitarios.

La decisión contó con el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, quien niega la gravedad de la pandemia, censura las restricciones para contenerla e incluso llegó a poner en duda la eficacia de las mascarillas y las vacunas.

El mandatario defiende que en Brasil ya se celebran eventos deportivos internacionales como las Copas Libertadores y Sudamericana y las eliminatorias para el Mundial de Catar 2022, así como el Campeonato Brasileño en el ámbito doméstico.

Sin embargo, la incidencia del Covid -19 continúa altísima en el gigante suramericano, con una media durante la última semana de cerca de 60.000 casos y 1.700 decesos diarios vinculados a la misma. Incluso se especuló de un posible boicot por parte de los jugadores, encabezado por los brasileños, quienes finalmente decidieron disputar el torneo, aunque criticaron la forma en la que se ha organizado.

Así mismo por la parte la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) realizó controles antidopaje a un total de 279 jugadores de las diez selecciones participantes en la Copa América, que comenzó este domingo 13 de junio en Brasil. Integrantes de la Comisión Médica y de la Unidad Antidopaje de la CONMEBOL llevaron a cargo las tomas de muestras en los centros de entrenamiento de las diez selecciones: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Paraguay, Uruguay y Venezuela.

En un comunicado la CONMEBOL señalo lo siguiente «Es importante señalar que todos los controles se realizaron en cumplimiento estricto de todos los protocolos de bioseguridad y medidas sanitarias, como la realización de test de PCR establecidos en el Protocolo de Controles Antidopaje en periodo de pandemia».

La Confederación Sudamericana de Fútbol  difundió una carta abierta para justificar la celebración de la Copa América, que arranca este festejo con casos de coronavirus en la delegaciones, «ante la difusión de cuestionamientos infundados» y con «motivaciones poco claras». El ente rector del fútbol sudamericano sostuvo que es «plenamente consciente de la situación» que sufre el continente como consecuencia del coronavirus, pero para superarlo «diseñó y aplicó con éxito rigurosas acciones y medidas sanitarias». También recordó que a lo largo de los torneos previos esos protocolos habían demostrado tener «una altísima eficacia» en los últimos diez meses.

Para la Copa América, la CONMEBOL ha establecido una «burbuja sanitaria» por delegaciones participantes para minimizar el contacto con terceras personas y obliga, además, a la realización de un test PCR 48 horas antes de cada partido. La CONMEBOL es, además, la única confederación del mundo que lleva adelante una masiva vacunación de jugadores, técnicos, árbitros y asistentes.

En un documento difundido, por la CONMEBOL subrayó que la celebración de esta Copa América en una situación pandémica tiene como objetivo que las selecciones sudamericanas lleguen al Mundial de Catar 2022 «con rodaje y buena preparación física y técnica, a través de un torneo de alta exigencia».

Ante estas críticas, la CONMEBOL insistió en que detrás de esta Copa América hay más de un año de organización, que implica la movilización de recursos financieros, humanos y técnicos en todo el continente. Además decidió introducir una modificación a tan solo dos días del comienzo de la Copa América,tal y como hizo oficial en un comunicado, las selecciones podrán realizar todos los cambios que precisen en la convocatoria, siempre y cuando sea a consecuencia del coronavirus.

La CONMEBOL se lava las manos ante un posible brote una vez iniciada la competición, lo que sin duda crisparía de nuevo los ánimos de aficionados, futbolistas y del mundo del fútbol en general. Así mismo, recomienda realizar pruebas cada tres o cuatro días, inclusive fuera de las fechas donde hay partidos.

Finalmente, para el equipo ecuatoriano se deberá tener lista la prueba de hisopado con resultado negativo hasta 72 horas antes de retornar al país cuando termine su participación en la Copa, y tras arribar, hacer un confinamiento de entre diez y quince días para poder determinar quiénes están positivos y quiénes están en proceso de incubación.

Hasta el momento se ha contabilizado 65 casos de coronavirus relacionados con la Copa América de 2021 después de que arranco el torneo, pero la cifra seguirá aumentando en las próximas semanas,65 positivos que 19 corresponden a miembros de las delegaciones participantes mientras que 46 fueron árbitros, personal de los estadios o empleados de la CONMEBOL.

Reportaje por: Zuly Trujillo – Estudiante del Diplomado de Periodismo Deportivo y jefes de prensa

Articulos Relacionados

Comentarios

Compartelo

Ultimas Publicaciones