Miryam, una campeona llena de fortaleza

478

Miryam Nuñez demostró el esfuerzo que la llevó a ser la ganadora de la Vuelta Colombia 2020.

Los años de arduo trabajo están dando frutos para los ciclistas ecuatorianos. Nuestra reciente campeona Miryam Nuñez se llevó el triunfo en la Vuelta a Colombia 2020. La joven riobambeña de 26 años de edad sobresale por su seguridad y confianza, cualidades que la llevaron a reconocerse en el ciclismo femenino sudamericano.

Miryam Nuñez nació el 10 de agosto de 1994. El ciclismo llegó a su vida a los 13 años bajo la influencia de su hermano mayor Víctor Muñoz, quien motivo y apoyó a la deportista en su carrera. Su camino en el ciclismo profesional no ha sido fácil. La joven riobambeña al tener dificultades económicas fue blanco para críticas por competir con “bicis” prestadas. Pero su seguridad y confianza pudieron más que las adversidades. El apoyo de su familia y su gran potencial la llevaron a decidirse por practicar ciclismo profesional. Ahora lleva 12 años trazando logros, feliz y orgullosa.

Fuente: La Hora

En su humildad y sencillez se refleja una mujer valiente y decidida. Su entrenador, Alexander Soler la describe como “una mujer llena de experiencias”. Miryam ha realizado ciclismo de ruta, montaña y velódromo en diferentes tierras extranjeras. Ha recorrido los juegos bolivarianos, panamericanos y sudamericanos, en cada uno obtuvo diferentes logros. A pesar de las amenazas en la Vuelta a Colombia para ella no hubo dificultades. Miryam asegura que la clave para ganar la vuelta fue disciplina, tranquilidad e inteligencia.

La campeona se entrega en cuerpo y mente al deporte. Sus tiempos libres en la cuarentena los dedicó a realizar una certificación en Ciencias del Deporte. Ahora visita constantemente el Club Deportivo de Bicicross en Quito y ayuda a niños de su barrio a montar bicicleta. La pasión que siente Miryam por el deporte la motiva a luchar por sus sueños, participar en los Juegos Olímpicos 2020 y en el Giro Rosa de Italia.  Su reciente triunfo en Colombia se lo dedicó a todas las mujeres guerreras. Miryam tiene la esperanza de que el mundo ponga más atención al ciclismo femenino, mientras tanto se mantiene decidida a ir por más triunfos, enorgullecer a su familia y a todo el Ecuador.