NOBOA: «QUIERO IR A QATAR PARA JUGAR, PARA ALENTAR ME QUEDO EN CASA»

Christian Noboa, jugador de la Selección de Ecuador, habló en exclusiva con ESPN. El experimentado mediocampista hizo un análisis crítico del rendimiento del equipo nacional en la última Copa América, mostró sus deseos de ser titular en el 11 de Alfaro para acompañar a las jóvenes promesas y habló de su ilusión de disputar el Mundial de Qatar 2022.

¿Por qué se habló tanto en Ecuador que renunciabas a la Selección?

Para mí es algo que me lo están tirando así a propósito (risas). Yo lo tengo clarísimo, jamás voy a renunciar a la Selección. Jamás. Así me retire del fútbol, si me quieren llamar para un partido amistoso ahí voy a estar. Si el entrenador piensa que ya no puedo llegar a la Selección y convoca a otra persona es decisión de él y yo nunca me enojaré, al contrario, prenderé la televisión así sea a las 3 de la mañana y estaré con mi camiseta apoyando porque yo soy ecuatoriano, me llena de orgullo y quiero que ellos ganen, y si estoy ahí quiero ganar. Eso es todo. ¿Renunciar? Por mi cabeza nunca ha pasado. Si es decisión del entrenador dejarme fuera de la lista son decisiones del entrenador y hay que respetarlas.

Varias semanas después, ya en frío, ¿qué balance haces de la actuación de Ecuador en la Copa América?

El balance no fue bueno, hay que reconocerlo. No ganamos ni un partido. Por más que pasemos de 4tos entre 5 equipos, no había dificultad. Además, Venezuela venía con un equipo alternativo por el covid. Pasar así, al sufrimiento, no es algo bueno. Y me costó mucho más porque no pude jugar. Jugué 2 partidos, uno contra Venezuela que entré al minuto 60 y otro con Perú que entré los últimos 10 minutos. Uno que está habituado a jugar siempre. Llegar, no jugar y ver que el equipo no está funcionando y aún así no jugar me costó mucho. Antes yo me enojaba, insultaba, reclamaba a todo el mundo, tiraba botellas, decía “tengo que jugar yo”, otra actitud. Ahora la actitud es verlo de afuera, ver la manera de ayudar, de apoyarlos, de hablarles.

¿El partido contra Brasil fue el mejor en el torneo?

Contra Brasil se hizo un gran partido. Lo hicimos muchísimo mejor pero conformarnos con eso, con decir ‘se mejoró el segundo tiempo, fuimos más rápidos, tuvimos mejor actitud’, eso en una Selección no basta. La actitud y las ganas de jugar es Ley en la Tri. Después viene el plus que es la calidad de cada uno. El jugador de Selección debería jugar como juega en su club. Eso nos faltó. Les pesó a los chicos, pero son muy jóvenes y no se los puede matar. Hay que apoyarlos. Faltó un poquito más de mezclar con jugadores de experiencia. Pero fue decisión del entrenador, hay que respetarla y hay que mejorar para las Eliminatorias.

¿Gustavo Alfaro te explicó por qué no jugabas?

En un principio hubo un diálogo, me pidió que lo ayude a llevar a los chicos. Hablarles, que vean que soy un profesional, cómo entreno y esas cosas. Pero si no juego y pierdo estoy más bravo que cualquiera. Porque si al menos juego y perdemos me enojo conmigo. Siempre quiero ganar, entonces estaba muy enojado. Pero nunca lo conversamos, él ya me veía. La cara mía ya no era de amistad. Era cara de querer jugar. Nunca hubo falta de respeto ni soberbia de querer irme, al contrario mi enojo lo demostraba entrenando más, corriendo más, luchando más, demostrando que aún puedo ser titular. Al final, no se dio la oportunidad. Si llega otra convocatoria iré con las mismas ganas. Pero si cree que no puedo ir a la Selección lo respeto. Lo que quiero es que la Tri siempre gane.

¿Qué le pueden aportar los jugadores de experiencia a un equipo tan joven?

El mejor ejemplo son los dos partidos contra Perú. En Quito, empatábamos 0-0 y me meten para atacar. Entonces ataco pero no me doy cuenta de que atrás se iban todos al ataque. Nos cogieron 2 contras y nos mataron. Cuando viene la Copa América y te enfrentas nuevamente con Perú y estás 2 a 2, entro faltan 10 minutos. La situación es exactamente igual. Y si miras el video ya no me voy al ataque. Me quedo de lateral derecho porque ya veía que otra vez no había un orden. Son jugadores jóvenes que quieren atacar, le dije a Preciado “andá tranquilo”. Los últimos 10 minutos de Perú fueron de contragolpe. A mí me ponen 20 minutos de central y yo juego, excusas no hay. Pero son cosas del entrenador, uno analiza después en frío y digo: ‘no debería haber entrado’ (risas).

¿Tu último objetivo en la Selección es jugar el Mundial de Qatar?

Mi idea es esa, poder llegar a acompañar a la Selección hasta el Mundial. Me encantaría ir, pero jugando. No me gustaría estar sentado. No podría festejarlo, no me sentiría parte de eso si no juego. Eso está en mi cabeza. Afianzarme en mi club y después pensar bien porque si viajo 15 horas y no juego, estar ahí para apoyar… no quiero quitar un espacio y no sentirme parte. Si el entrenador ya no me considera para estar de titular no tengo ningún problema, es su decisión. Yo quiero ir para jugar, para apoyar desde afuera puedo hacerlo desde mi casa, con mis hijos, viendo el partido.

Fuente: ESPN 

Articulos Relacionados

Comentarios

Compartelo

Ultimas Publicaciones