¿Por qué se jugó Barcelona S.C vs Independiente del Valle?

El miércoles 4 de marzo, se jugó el primer partido del grupo A de la Copa Libertadores 2020: Barcelona S.C. vs Independiente del Valle. Un partido que pintaba para estadio lleno, pues el flamante campeón de la Copa Sudamericana, Independiente del Valle, visitaba Guayaquil para medirse al “Ídolo”, que venía de apabullar rivales en las fases previas del torneo, convirtiéndose en el primer equipo que lograba clasificar de esa manera. Sin embargo, la gente no respondió en el número esperado y un poco menos de 20 mil personas fueron testigos del 0 a 3 en favor de los “rayados”.

La copa actualmente se encuentra suspendida debido a la pandemia del Covid-19 que golpea al planeta entero y que ha obligado, a lo largo del globo, a suspender todo tipo de evento, incluyendo los partidos de fútbol. En Ecuador, se confirmó el primer caso positivo por Covid-19 el 29 de febrero en Guayaquil. El mismo día la Liga Pro decidió que los partidos a jugarse en esa fecha y en esa ciudad, se lo realicen a puertas cerradas.

Hoy, el Covid-19 devasta Guayaquil y el partido de libertadores pinta para ser considerado un foco de propagación que el virus tuvo dentro la ciudad. ¿Por qué se pudo jugar ese partido con público, cuando ya días atrás Barcelona jugó de local a puertas cerradas? Los casos de a poco iban aumentando, lo que hacía casi imposible pensar que el partido se lo pueda llevar con normalidad. Sin embargo, nunca se suspendió la venta de entradas, lo que confirmaba que el partido se lo realizaría sin inconveniente.

Barcelona, si bien es el equipo más popular del país, no goza de estabilidad económica y su participación en copa Libertadores significaría una gran fuente de ingresos para el club, no solo en lo que a premios refiere, sino también por la taquilla que genera. En las fases previas el equipo canario recaudó $625.897.00 solo por la venta de entradas, por lo que jugar el primer partido de fase de grupos sin público generaría pérdida para el club.

Barcelona jugó el 29 de febrero contra Liga de Portoviejo sin público, lo que generó críticas por parte de aficionados y algunos jugadores, que se negaban a jugar otro partido más a puertas cerradas. Esto sumado a la presión de políticos allegados a Barcelona hizo que la noche del 2 de abril, se levante la prohibición de actos públicos en Guayaquil. Así lo confirmó la Ministra de Gobierno María Paula Romo y poco después, el Gobernador de Guayaquil, Pedro Pablo Duart, emitió un comunicado en su cuenta de twitter en el cual expresa que “¡El virus más peligroso es el miedo!” y que el partido se lo jugará con normalidad. Al final del mensaje, aparece el sello del club junto a imágenes del gobierno.

De esta manera, el primer evento con público que se podía realizar en la ciudad porteña era el partido de Barcelona por Copa Libertadores. El equipo aprovechó y empezó una campaña en redes sociales para que su afición vaya en gran número al estadio. Y basándose en las palabras del gobernador Duart crearon los llamativos hashtags: #ContagiemosPasionNoDesinformacion
#LaDesinformacionEsElPeorVirus
Sin conocer los alcances que esta emergencia sanitaria tendría en el Ecuador.

El día del partido llegó, todo era positivismo en el puerto principal y acompañados por el Ministerio de Salud, en las entradas del estadio se repartía gel antiséptico, kits con Vitamina C y folletos para prevenir el Coronavirus, sin ningún tipo de protección o mascarilla.

El partido culminó con derrota torera y una pobre asistencia, pues apenas se recaudó $82.625.00 muy por debajo de lo que se esperaba.

A fecha de hoy, 05 de abril de 2020, en Ecuador se registran de manera oficial 3646 casos, concentrándose el 69.2% la provincia del Guayas y siendo Guayaquil la ciudad más afectada. Es ahora cuando se debe juzgar este tipo acciones irresponsables de autoridades que poco les importa la salud de hinchas, jugadores, árbitros y periodistas, sobre beneficios económicos y comerciales, pues como ya lo dijo el presidente de FIFA, después del coronavirus debe venir un fútbol menos arrogante y más solidario.

Articulos Relacionados

Comentarios

Compartelo

Ultimas Publicaciones